Trazado de curvas (básico)

En competición hay muchas variables a tener en cuenta de cara a la victoria, pero una de las más importantes es saber recorrer la mínima distancia de un trazado con la máxima velocidad. Conocer lo que es una trazada y entenderlo nos abrirá la puerta a poder analizar cada curva de un trazado y averiguar (o al menos intuir) cuál será la trazada idonea para nosotros.

Esto no siempre es facil. Hay otros factores que determinan este resultado, como el tipo de tracción del coche que llevemos, la configuración del coche o si estamos en una carrera presionando al piloto que tenemos delante o somos nosotros los presionados.

Pero como no se puede empezar la casa por el tejado, vamos a empezar explicando el trazado de curvas con la curva más facil de explicar. Se trata de una curva de radio constante. La situación es la siguiente. Vamos por una recta y llegamos a una curva de derechas de radio constante de 90 grados, seguido de una recta (figura A).

Figura A

En la imagen superior vemos marcados 3 puntos (A,B,C). Cada uno de esos puntos significa un punto especial en la curva.  También se ve una curva descrita marcada como “Line m”. Esa será nuestra trazada ideal para esta curva., y lo es porque es la trazada de mayor radio (nos permite tomarla a mayor velocidad) .

El punto A indica cual sería el punto de inicio de giro. Iriamos por nuestra recta y empezaríamos a frenar, para acabar la frenada poco antes de llegar al punto A. En ese momento mantendríamos la velocidad constante y en el punto A iniciariamos el giro hacia el punto B.

Este punto B es conocido como vértice. Hay distintas formas de definirlo, pero la mas general sería decir que es el punto donde la curva termina de cerrarse y empieza a abrirse.  Todas las trazadas se deben dividir en dos partes. Del punto A al vértice, y del vértice a la salida de la curva (punto C). Todo esto se debe hacer a velocidad constante hasta llegar al punto C, momento en el que se puede acelerar ya que estaríamos con el volante recto.

Todo lo de arriba explica cual es la trazada ideal para una curva, en este caso de 90 grados, pero la realidad es bien distinta. En la práctica, los neumáticos soportan cargas a la vez tanto longitudinales como transversales (esto se explicará en otro artículo), con lo que en realidad la trazada práctica de una curva es distinta.

Imaginemos que la velocidad máxima que soporta nuestro vehículo en el trazado de la curva son 60Km/h. En la trazada teorica ideal, frenariamos hasta los 60Km/h poco antes del punto A, y mantendríamos esa velocidad hasta llegar al punto C, donde volveríamos a acelerar. Si bien es cierto que nos permite tomar la curva a la mayor velocidad posible, otras maneras de trazar la misma curva nos reportarán mayor velocidad en la salida, algo que en el cómputo global nos reporta beneficios.

Por lo tanto pasemos a explicar como sería la trazada práctica. Llegaríamos a la frenada antes del punto A, pero en vez de reducir hasta los 60Km/h, reduciríamos algo más la velocidad. Entraríamos en la curva por el punto A acelerando levemente, hasta llegar al punto B. A partir de ese punto iríamos desenderezando el volante porque la curva se va abriendo, y iriamos acelerando más fuerte, hasta salir de la curva totalmente acelerando.  De esta forma es cierto que perdemos algo de tiempo en la entrada de la curva, pero lo ganamos al salir con mayor velocidad.

En el siguiente artículo sobre trazado de curvas expondré distintos tipos de curvas bastante comunes junto con su trazada práctica. En la vida real habrá que analizar las curvas y ver a cual de las curvas tipo se asemeja, y analizar lo que hay antes, durante y después de la curva para seleccionar la trazada que más nos favorezca.

<—VOLVER

Un pensamiento en “Trazado de curvas (básico)

  1. Pingback: Trazados y trayectorias – cómo abordar las curvas | Blog Cars&Cars