La emoción en las carreras (o la falta de idem)

Como ya conté hace poco, sabéis que me gustan los coches viejunos. Tienen algo especial que los coches nuevos no tienen. Al revés también claro está, y no significa que los coches nuevos los vea peores. Desde luego cada vez se avanza más en muchos campos, desde neumáticos, chasis, suspensiones, columnas de dirección, etc.

Pero hoy me apetece hablar sobre la competición tal y como se ve ahora, y tal y como se veía hace años. Desde que Alonso ganó en 2005 (con rima y todo), mucha gente se empezó a aficionar por la F1. ¿Pero cuál es el problema de la F1? Es demasiado aburrida en pista, y muchas carreras me recuerdan a un capítulo de los Simpson, donde iban a ver la nascar y se lo pasaban bien sólo cuando alguien se estrellaba. Algunos diréis que la F1 reciente tiene algunos momentos de acción, y adelantamientos muy buenos como:

Pero nada más lejos de la realidad. No le voy a quitar el mérito al adelantamiento, y menos yo que soy un piloto amateur que no le llega ni a la suela de los zapatos a Hakkinen, pero hay que reconocer que hay otras categorías donde la acción es mucho mayor, y ofrecen un entretenimiento al espectador superior.

Los rallys por ejemplo, son una categoría bastante interesante (aunque por el tipo de desarrollo que tienen no es muy espectacular en adelantamientos, pero si en cuanto a sensaciones), y que salvo eurosport con el IRC, pocas cadenas se arriesgan. Otras categorías divertidas e interesantes en la actualidad son las diferentes Porsche Supercup que se desarrollan por Europa, o la actual WTCC, que siempre es noticia tras cada carrera.

Pero en el pasado las carreras eran algo distintas. Los coches transmitían otras sensaciones como ya he dicho, y creo que más sensación de velocidad. Aparte se echa en falta las pelotas agallas que algunos pilotos demostraban, jugándose el todo por el todo. Un ejemplo muy claro es este vídeo de la BTCC, en el que vais a ver las 3 últimas vueltas de la última carrera del campeonato de 1992:

Personalmente, esos vídeos me hacen sentir las carreras como si estuviera luchando con ellos, y apreciar el riesgo y la emoción de la velocidad. El siguiente vídeo es un resumen de los mejores momentos de 2009 de la WTCC. Sigue sin tener esos momentos memorables y esas sensaciones de velocidad que tiene el vídeo de arriba, pero no está mal:

¿Qué es lo que quiero con todo esto? Pues que aquellos que conozcáis que vean la F1 y les resulte interesante porque ahora ganamos (como en muchos otros deportes), que aprendan otras virtudes de otras categorías inferiores a la F1, pero desde luego más interesantes tal y como están los tiempos.

Un pensamiento en “La emoción en las carreras (o la falta de idem)

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.