La hora de Lemans

Como bien indica el título, este domingo llegó la hora de Lemans para la Tyka Winter Endurance League, que se corre en PC con el rFactor. Había bastantes expectativas en esta carrera por parte de Don´t Lift, ya que había bastantes miembros inscritos para la carrera.

En total, más de 50 inscritos repartidos entre 4 categorías teniamos por delante 105 minutos de carrera en el mítico trazado de Lemans en su variante antígua (sin las chicanes en la recta larga y sin la chicane al inicio del circuito). Este hecho pilló por sorpresa a la organización, que nunca antes habían reunido a tanta gente a la vez en una sola partida.

El juego sufre bastante con muchos coches en pista, aún usando servidores dedicados, y debido a esto surgieron problemas con las conexiones, lo que obligó a tener que dividir de urgencia la parrilla en 2 partidas. Dado lo importante del asunto todo se hizo bastante deprisa, y la manera de dividir fue por tiempos. En un futuro se hará de manera distinta si llegase a ser necesario.

Resuelto este asunto, y aún después de dividir la parrilla, eramos 29 pilotos preparados para tomar la salida. La carrera empezó de día, pero a medida que el tiempo pasaba la noche iba cayendo, para acabar realizando la última media hora en la oscuridad de la noche.

La salida fue complicada, y aunque la mayoría extremó las precauciones hubo algunos toques y salidas de pista que acabaron con algún piloto retirandose. Por mi parte todo fue bien hasta la llegada a la curva de Indianápolis. La curva anterior se pasa en 4ª a unos 200Km/h, pero la salida es ciega antes de entrar. Al tomar la curva vi varios coches frenando y otro en medio de la carretera. Me dió tiempo a esquivarlos, pero acabé rozando con el lateral el guardarail, lo que me hizo pinchar la rueda delantera izq y doblar un poco la suspensión.

Debido a esto tuve que circular mas o menos despacio hasta llegar a boxes, y hacer una parada de unos 40 segundos. Aparte, debido al toque en la suspensión la velocidad punta se reducía en aproximadamente 5Km/h, así como la aceleración y la estabilidad. Por este motivo durante el transcurso del primer periodo de carrera tuve algunos sustos y trompos que me hacían perder algo de tiempo (aunque ya estaba lejos debido a la parada extra).

Pasaban las vueltas y algunos competidores se iban estrellando o sus motores decian basta. El mio aguantaba, con un ritmo de 3 segundos por vuelta más lento que el primero de mi clase. A los 55 minutos de empezar la carrera llegaba el turno de la parada programada para cambiar neumaticos y repostar.  Pero al repostar la parada se retrasó más de lo previsto, y eso junto con algo de gas que estaba aplicando para salir en cuanto fuera posible hizo que el motor se recalentara, con lo que tuve que dejar de acelerar y probar cada par de segundos para salir de boxes.

El motor, sobrecalentado por la parada y más subido de temperatura de la esperada durante la carrera por el golpe, dijo basta a los pocos metros de salir de boxes, dejandome en la cuneta. Como habreis notado algunos, el título es un juego de palabras que expresa bien lo que sucedió.

Pocos fueron los que consiguieron acabar. Miedo me da cuando lleguemos al infierno verde. Por otra parte varios miembros de Don’ t Lift sufrieron averias mecánicas. Edwards, liderando la carrera en la categoría LMP1, sufrió rotura de motor a tan solo 10 minutos del final.

En esta primera carrera no hemos salido bien parados, pero aún quedan bastantes y seguiremos luchando por el título. La siguiente cita será el próximo 20 de Diciembre en Laguna Seca.

Los ganadores de cada categoría fueron:

LMP1
1-Jardier
2-Cash
3-Bogdanis

LMP2
1-RustyM
2-KostasCB1
3-Ibrahim Patel

GT1
1-Locutus
2-kf12006
3-Zinner

GT2
1-MasterD
2-Bartix
3-Chacal

Imágenes cortesía de Rob Stewart, fotógrafo oficial Don’t Lift

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.