Visita a la fábrica de Epsilon Euskadi (parte 2)

Como ya os contaba anteriormente aquí, Epsilon Euskadi es un equipo joven y dinámico que se ha hecho un hueco y un nombre en el mundo del motor.

Por ello no dejamos pasar la oportunidad y fuimos a ver su nuevo edificio, el Centro de Innovación Epsilon Euskadi en las afueras de Vitoria. Un viaje de 3 horitas nos separaba del destino, así que salimos prontito  (8 am) dirección Vitoria. A eso de las 10 paradita para tomarse un desayuno y estirar las piernas, aprovechando que el tiempo aún no era muy malo en la zona donde estabamos. Una hora después habíamos llegado a nuestro destino y nuestro anfitrión Iván nos esperaba a cubierto de la lluvia en el pórtico de camiones.

Era la primera vez que nos veiamos en persona, y la primera vez que hablaba con mis 2 acompañantes. Después de las introducciones cruzamos la primera de las muchas puertas que ibamos a cruzar ese día. Del pórtico de camiones se accedía a un gran pasillo y a una gran sala con varios box espaciosos y perfectamente preparados para trabajar con los vehículos. Lo primero que llama la atencion nada más entrar es la gran cantidad de luz natural que llena el espacio, dando una sensación más cálida que si fuera todo luz artificial.

Sumado a la luz natural que entra se encuentra la amplitud, pulcritud y serenidad que aporta el ambiente. Realmente sientes que es un lugar que ayuda al trabajador a sentirse cómodo, y solo era la primera sala que visitabamos. Allí tenian 3 vehículos, un F3, un monoplaza de las World Series y el eelmp1, del cual pudimos ver un poco del cockpit.

Pasamos de esa sala a una que contiene máquinas de mecanizado y corte de piezas metálicas. Todas perfectamente colocadas o sus futuras posiciones marcadas para tener la mejor distribución posible. Un detalle importante es que en la planta superior se encuentran todas las oficinas, y varios de sus pasillos tienen vistas directas a estas y otras salas.

La siguiente parada fue la parte de modelado y creación de moldes y piezas., con máquinas Jobs y (bien grandecitos) hornos para cocer la fibra de carbono. A la espalda de estos grandes hornos se encontraba la sala blanca, donde se controla la humedad, temperatura y partículas que hay en la sala para crear los compuestos de fibra con los menores fallos posibles antes de cocerlas. Quizá de esta sala lo que más llama la atencion es la cantidad de luz que produce (para poder ver perfectamente cada pieza en todo momento), y eso que solo encendimos las luces auxiliares.

Lo siguiente que veriamos sería uno de los grandes reclamos del nuevo edificio, el novedoso tunel de viento. Posee un motor capaz de generar vientos de hasta 60 metros por segundo (216Km/h), y en la sala donde se colocan las maquetas se encuentra una moqueta giratoria para reproducir el movimiento de las ruedas girando en las maquetas. También posee varios brazos para sujetar las maquetas sin interfererir en las mediciones, así como diversos sistemas para controlar cada detalle del flujo de aire que circula. En definitiva, el tunel de viento mas moderno de Europa.

Y al lado de la zona de pruebas del tunel de viento se encuentra claramente la zona de control del tunel de viento, y a su lado una habitación para la realización de maquetas (tapadas por mantas) a escala. Tuvimos la oportunidad de ver las evoluciones del eelmp1 y poder compararlas con los diseños de 2008,  y que nos explicara Ivaán el proceso  que se seguía en la evolución. También se dispone de varios boxes al lado del tunel de viento para clientes que quieran hacer pruebas en el tunel de viento con sus maquetas, brindandoles la posibilidad de no tener que salir del recinto durante todo su periodo de trabajo, cambios y pruebas en sus modelos.

Practicamente habíamos visto todas las zonas que tratan aspectos físicos de los vehículos, y era hora de ver las instalaciones del METCA y las zonas de trabajo de los empleados. Todo ello se situa en la planta superior, con grandes ventanas que tienen vistas a zonas verdes. Existen diversas zonas dependiendo del ámbito de trabajo al que se pertenezca, con una gran sala dedicada a los ingenieros que desarrollan los vehículos. También como es normal, existen salas de reuniones, despachos y un gran comedor en el que pueden entrar todos los empleados practicamente.

Pasamos después a ver las instalaciones del METCA, el master en mi opinión mas completo y más interesante que existe actualmente en españa para trabajar en el mundo de la competición. Vimos la sala donde se imparte el curso, otra sala que se usa como salón de actos no solo por el METCA y las estaciones de trabajo (aunque son las mismas que para los demás empleados). Solo diré que mal no van a trabajar con esos ordenadores…

También se les brinda la opción a los estudiantes del METCA de quedarse en el edificio varias horas al día después de las clases para realizar sus trabajos allí, en vez de tener que disponer de su propio portatil (el cual puede llegar a sufrir muy mucho debido al tipo de programas que se usan). Al final es de agradecer, ya que el master consta de más de 1700 horas de clase entre prácticas y teóricas.

Me llamó la atención en toda la zona de oficinas el ver la separación entre algunas salas, o por ejemplo entre los pasillos con vistas a las zonas de trabajo inferiores y estas, que el acristalamiento era doble para crear un ambiente insonorizado que no perturbase a la gente.

Como final de la visita vimos una sala que aún no estaba acabada, donde se instalarán zonas de trabajo que les permitirán seguir haciendo trabajos muy particulares y de gran nivel y a la cual espero poder volver una vez esté operativa.

Con eso acababa la visita a un gran centro de innovacion tecnológica que nada tiene que envidiar a otros grandes centros repartidos por el mundo, y en el que formar parte del equipo que allí reside sería algo maravilloso.

De nuevo quiero agradecer a Epsilon Euskadi y a Iván Platas su invitación y su gran trato en todo momento.

Anteriormente: Visita a la fábrica de Epsilon Euskadi (parte 1)

Un pensamiento en “Visita a la fábrica de Epsilon Euskadi (parte 2)

  1. Pingback: Fajardo-Racing » Blog Archive » Visita a la fábrica de Epsilon Euskadi (parte 1)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.