Primera carrera de 2019: las 4h de la N-One en Suzuka

En realidad, esta carrera es la misma que ya disputé en diciembre de 2017 en Motegi. Al acabar la temporada, Honda organiza una carrera de 4 horas para los dueños de la N-One Owners Cup, solo que en aquella ocasión se hizo durante el Honda Thanks Day, que tiene lugar en diciembre. Este año la carrera, en vez de tener lugar en Motegi (donde siempre hacen el Honda Thanks Day), el circuito elegido sería Suzuka, por lo que la fecha se pasó a enero de 2019.

Los valientes

Tras el cambio de circuito y la invitación por parte de Sato Wataru para correr de nuevo en su equipo, solo podía pensar en lo que iba a molar poder rodar en Suzuka por fin. Es un circuitazo, las cosas como son. Muy del viejo estilo, y diseñado por John Hugenholtz, que también diseñó el Jarama o Zolder entre otros. Digamos que siendo un circuito icónico y relacionado con el Jarama, ¡me sentía como en casa!

No es la primera vez que he ido a Suzuka, la verdad. Ya he estado un par de veces por trabajo durante la F1, así que algo ya lo conocía (el paddock principalmente), pero rodar iba a ser toda una experiencia. Como con Motegi el año pasado, estuve entrenando en el simulador, aunque no tanto porque Suzuka ya me lo había trillado muchas veces en estos años.

La carrera sería el domingo 20 de enero, y las sesiones de práctica el sábado. En este caso cambió algo el reglamento. El año pasado, la clasificación se haría teniendo en cuenta la media de tiempos entre el piloto “A” y el “B”, pero teniendo que salir todos los pilotos a pista. Este año, sin embargo, no habría sesión de clasificación. En su lugar, se usaría la posición final del campeonato en la N-One de 2018, tomando como referencia al piloto A de cada equipo. Además, el piloto “A” tendría que hacer la salida. Además tendríamos dos sesiones de una hora para practicar el sábado.

Este año el equipo sería algo distinto al anterior. En la pasada edición éramos 4 pilotos, en los que todos menos yo, corren la N-One: Sato Wataru, Atsushi Tezuka, Eri Okamura y un servidor. Este año, sin embargo, seríamos 5 pilotos, entre ellos uno especial. En realidad, este equipo está formado por el club de fans de Hideto Yasuoka, piloto de Super GT (categoría 300), ganador de la Porsche Carrera Cup Japan entre otras cosas. Y este año formaría parte del equipo. Además este año no correría Eri Okamura, y lo haría Yuji Aoki, que también corre la N-One.

En cuanto a la carrera, sería como el año anterior. 4 horas, en las que cada vez que se para, hay un tiempo mínimo de 10 minutos, y solo se pueden repostar 10 litros de combustible por parada. Gracias a una app que he desarrollado, se puede hacer una estimación de qué estrategias son las más rápidas en carreras de resistencia (sin tener en cuenta ciertos factores, sino más que nada por ver por donde van los tiros), y una de las más rápidas tenía 4 paradas y se rodaba bastante rápido, por lo que nos encajaba con el equipo. Pero a medida que se acercaba la fecha, la previsión del tiempo daba lluvia para el domingo, por lo que tendríamos que ver qué hacer tras las sesiones de práctica del sábado.

Tras viajar el viernes por la tarde y descansar cerca de Suzuka, el sábado a las 7 de la mañana ya estábamos en el circuito. Las sesiones de práctica serían a las 10, y entre medias había algo de verificaciones administrativas y demás. De cara a las sesiones de práctica, Hideto saldría primero y rodaría el tiempo que viera necesario, para marcar una vuelta rápida con el consumo de combustible que habíamos marcado. Dicho y hecho, salió a pista y rodó unos 15 minutos, marcando un 3:15.488 con un consumo de 8 Km por litro (12.5 litros a los 100Km). Después salió Atsushi, que al haber rodado ya en Suzuka durante las carreras de la N-One, rodó un poco para calentar y poco más, por lo que su tiempo (3:21.755) no fue de cara a entrenar para la carrera.

El siguiente sería Aoki, que rodaba con su coche (se pueden inscribir más de un coche por equipo y cambiarlo en las paradas), y probaba algunos cambios, por lo que corrió a mayor ritmo (3:12.859) y gasto del que teníamos pensado, para ver que todo funcionaba bien. Cuando él volvió a boxes quedaban unos 10 minutos, y saldría yo para reconocer un poco el circuito y continuar después al principio de la segunda sesión.

Salgo del box, a 40 Km/h que era el límite, con un coche delante, y otro nos adelanta por la recta. El de delante parece rápido y me sé el circuito, así que decido intentar seguirle. Ya en la tercera curva el de delante adelanta al que había pasado por recta, que dicho sea de paso, no tenía pinta de saber muy bien por donde iba o lo que hacía). Yo le paso por el interior en la última curva de derechas de las eses y encaro Dunlop ya a fondo. Vale que el coche no tiene mucha potencia y no corre tanto, pero coñe, el circuito se ve estrecho, sin escapatorias de asfalto y con pianos altos. Da respeto.

Tanto que, con el N-One, la primera curva de Degner se puede hacer a fondo, pero yo freno un poco, que es la primera vez y se ve estrecho aquello, con el piano interior alto (y encima el asfalto se hunde un poco en la zona que se une con el piano), y estos coches son de volcar fácil al ser tan altos. Después de hacer el primer vértice la verdad es que dices, pues si, se puede ir a cañón, pero no te va a perdonar ningún fallo. Tras ello la segunda curva, más lenta, también con un piano interior alto que hay que intentar evitar. Entro un poco pronto y salgo pisando piano exterior, que de la vibración se pusieron los limpias. Lo siguiente, encarar la corta recta de cara a la chicane, pero cuando llego allí veo al puesto de comisarios sacando bandera roja… Vaya, ¡ya me han fastidiao las pocas vueltas que tengo para entrenar!

Tras volver a boxes me dicen que un coche ha volcado en Degner y una bombilla se me enciende… ¿será el coche ese que adelantamos que no parecía saber bien lo que hacía? Vaya, me siento mal de haberme tirado al interior para adelantarle. Quizá no me vio ni sabía que estaba allí, e igual con el otro coche que le pasó. Al final, si, era ese coche, y buena croqueta que se hizo… Según parece se subió al piano interior en el primer vértice y a gozarlo. Bueno va, tengo la segunda sesión para practicar.

Esta la empiezo yo, y consigo rodar unas 4 vueltas, marcando un 3:17 con un consumo de unos 7.4 Km/l (13.4 l/100), algo lento del tiempo que queríamos y con más consumo, pero bueno, ya irá mejorando, pienso. Durante esta tanda me pasan algunos coches también, y ya casi cuando iba a acabar mi tanda llego a la chicane, y veo que, uno de los coches que me pasó antes, está volcado en la salida, bastante cerca del piano… Así que a boxes que me metí, con otra bandera roja… Ya van dos rojas (las únicas hasta el momento) con dos coches volcados en mis cercanías…

Pero bueno, me gustó la toma de contacto, ya más en serio, aunque quedaba mejorar el paso por curva y el control del acelerador. No estábamos conduciendo a fondo porque buscábamos el consumo, así que había muchas partes de levantar y dejar rodar el coche por la curva, etc. El siguiente piloto sería Sato, que condujo durante unos 20 minutos y consiguió rodar en 3:16.221 con un consumo de unos 7.2 Km/l (13.8 l/100). Tras él salió de nuevo Aoki, esta vez con el coche de Sato, que sería el que íbamos a usar para la carrera. Con él solo pudo marcar una vuelta antes de quedarse sin gasolina y volver a boxes. Al volver quedaban unos 10 minutos, y me preguntaron si quería salir con el coche de Aoki para ver las diferencias y entrenar un poco más. La respuesta era obvia.

Con el coche de Aoki conseguí rodar en 3:16.866 con una media de7.8 Km/l (12.8 l/100), bastante cerca del objetivo de consumo, y aun con margen de mejora del tiempo de vuelta. Tirarse al primer vértice de spoon con el coche casi a fondo también impone respeto la primera vez, pero viendo que incluso así queda espacio hasta el piano ayuda a coger confianza, y ahí se puede ganar bastante tiempo y consumo (más velocidad a la salida de spoon mejora el consumo hasta llegar al limitador antes de la 130R y se llega antes, ya que hay que acelerar menos). 130R era de fondo claro, y la chicane está bien pero no es complicada con este coche (salvo si te subes a los pianos). El caso es que en mi última vuelta cronometrada, al salir de la 130R, veo un neumático dando botes a la altura de la chicane… Pienso, alguien se ha dado y ha saltado una rueda de las de protección. Pero vaya, otro accidente cerca de mí… Al llegar a la chicane veo a un coche que se había ido recto, y la rueda era suya. Parece ser que al frenar fuerte se han partido los tornillos de la rueda delantera izquierda y se fue recto. Y como no, bandera roja, pero yo ya me estaba metiendo en boxes y ya estaban sacando la bandera a cuadros de todas formas.

Con esto acabamos el sábado en el circuito, y tras la cena, pensando estrategias con la lluvia, decidimos que, en caso de salir un Safety Car, entraríamos en boxes a cambiar de piloto. Si un piloto rodaba menos de los 40 minutos que teníamos pensado por cabeza (4h menos 40 minutos en paradas entre 5 pilotos), el último rodaría más tiempo. El beneficio de repostar con safety es que, en esos diez minutos de parada, otros coches te sacarían como mucho dos vueltas, en vez de tres si fuera a ritmo normal, así que te ahorras una vuelta. Con eso en mente y viendo que la previsión del tiempo sería empezar la carrera en lluvia y acabar en seco, el orden de pilotos sería de: Atsushi Tezuka, Sato Wataru, Yuji Aoki, un servidor y Hideto Yasuoka acabando la carrera.

Trata de arrancarlo Carlos!!!! Por dios!!!!

Para la carrera saldríamos en la decimotercera posición de 41 inscritos. Ya el domingo con todo preparado, a las 10:10 avisan que se abre el pit, y cuando queremos salir el coche no arranca… ¡¡¡pavor!!! Al final solo era la batería, pero con el tiempo de cambiarla ya se había cerrado el pit lane y teníamos que salir desde el pit. Eso ya era malo pero bueno, son 4 horas. Lo peor es que era salida lanzada, y eso de la regla de un máximo de 5 coches entre medias de cada uno no se lleva mucho con gente que es su primera carrera…

El líder pasó la bandera, y hasta que pasó el último y se abrió el pit lane pasó minuto y medio. Mierda, empezamos bien… Pero bueno, estaba lloviendo bastante y la pista estaba delicada. Poco a poco Tezuka fue remontando hasta la posición 34 antes de que mucha gente parara en boxes. El ritmo de carrera estaba en torno a 3:25 y nuestro ritmo era sobre los 3:30. Paramos en la vuelta 10, y se subía al coche Sato, que rueda más cerca de la cabeza en mojado que en seco. Seguía lloviendo aunque un pelín menos, y tras un ritmo con mejor vuelta de 3:25, Sato conseguía avanzar posiciones. Además, justo en la vuelta que iba a entrar a boxes, alguién volcó en la salida de la 130R y salió el safety car, que nos vino de lujo.

Tras la parada salía Aoki, ya con la pista en verde unos 40 segundos antes de empezar. No recuerdo ahora la posición, pero estábamos entre los 20 primeros, ya que muchos habían parado también en la siguiente vuelta. Los comentarios tanto de Tezuka como de Sato eran que la pista estaba muy delicada (ambos se hicieron un trompo en las primeras vueltas), así que Aoki salió con calma. Su primera vuelta no fue muy rápida la verdad, pero ya iría cogiendo ritmo, así que yo me senté un momento a descansar tras la parada.

No llevaba ni medio minuto cuando de repente me dicen que me prepare ya que salgo, que ha volcado un coche en la salida del segundo vértice de Degner, ¡venga, venga, venga! Para mis adentros pienso, pobre Aoki que ha dado tres vueltas (literal), pero durante la parada, tras echar cuentas, me dicen que tire yo con toda la gasolina que tenemos (más de 20 litros) hasta que note que se desceba la bomba, y entonces entre. Con esta parada hemos recuperado otro poco más con respecto a varios coches que no paran durante el safety, aunque al hacer dos paradas tan juntas, nuestra posición en la tabla de tiempos es muy retrasada.

Salgo ya con pista en verde y tanteo el circuito un poco. En las eses del primer sector se nota que morrea, y mantengo el gas en curva para no perder la trasera, en vez de levantar del todo como en seco. Degner me la hago con cuidado, especialmente para no pisar piano, pero veo que se puede pasar algo más rápido en la siguiente vuelta. La horquilla bien, no tiene nada de especial, y en Spoon entro en la curva con algo más de cuidado pero manteniendo el gas (varios coches se salieron en el segundo vértice). Paso la 130R unos 20Km/h más despacio que en seco y veo que hay aún hueco para algo más de velocidad, y lo mismo con la frenada de la chicane, que la hago con algo de margen al ser la primera vuelta. Al acabar la vuelta tengo un consumo de casi 9 Km/l (11.1 l/100), siendo nuestro objetivo 8 Km/l, ¡y encima desde boxes me dicen que puedo ir hasta 7.0 Km/l! Pues va a tocar apretarle.

La primera curva la hago con cuidado, pero ya las eses las hago con bastante gas, y veo que la media no baja tanto como pensaba; al fin y al cabo no hay tanto agarre así que no se puede dar tanto gas. Sigo apretando algo más, intentando bajar algo de tiempo, cuando llego al segundo vértice de Degner y veo un coche estrellado contra la barrera, que se ha ido de frente… ¡y aún no había banderas amarillas! Golpe fresquito fresquito… Y yo voy, y por instinto levanto el pie en pleno apoyo y se montó la fiesta… Se me cruza el coche 90 grados, pero al ser delantera doy gas y lo recupero. Tras eso lo que pienso es, ¡mierda! va a haber safety y voy a tener que entrar… Así que intento volver lo más rápido que puedo a boxes, y efectivamente, safety car. Al entrar a boxes aún tenía la media en 8.2 Km/l así que podía haber estado rodando rápido durante la tanda…

Tras la parada le tocaba salir a Hideto, que tiene el culo pelao de rodar. El año pasado corría con un AMG GT3 en Super GT, y claro, en seguida estaba en ritmo de los de arriba dentro del consumo que teníamos como objetivo, que por cierto, nos permitía correr bastante. En aquel entonces estábamos los 30 y pico, tras hacer 2 paradas muy juntas, pero ya no pararíamos más. Si no salía otro safety, habríamos recortado 3 vueltas en comparación con coches que no hubieran parado durante periodo de SC, y si salía, nos ayudaría a recuperar posiciones y tiempo con los coches de delante. En este momento quedaban algo menos de dos horas de carrera.

Pasaban las vueltas y poco a poco íbamos ganando posiciones, con Hideto rodando entre los 5 más rápidos. Tras esto, la carrera fue más a mirar a la pantalla y esperar, viendo cómo poco a poco íbamos avanzando. A falta de media hora para el final estábamos ya en el top 10, con pocos coches delante que tuvieran que parar (o que pensáramos que tuvieran que parar), pero nuestro ritmo era mejor. ¿Daría tiempo a avanzar más?

Los últimos 30 minutos fueron muy interesantes, viendo como Hideto daba alcance a los coches y los iba pasando, hasta llegar a falta de 4 vueltas, donde alcanza al quinto y le pasa. Quintos la verdad es que era muy buen resultado, pero el sexto aprieta de nuevo y nos pasa. Hideto no lucha, pero le presiona, esperando a que quede menos en la carrera para gastar combustible si le quedase algo de más. Al final, el coche de delante tiene que levantar, no les queda mucha gasolina, y volvemos a pasarlos, acabando la carrera en esa posición.

Este ha sido el mejor resultado que he tenido en Japón hasta el momento, especialmente con una carrera en la que había pilotos profesionales corriendo en otros equipos, y varios equipos oficiales de Honda. Vale que solo pude dar dos vueltas, pero viendo mi tiempo en clasificación creo que si hubiera conducido más, al menos podríamos haber acabado en el top 10 sin problema.

La pena es que acabamos a 3 minutos del líder, y perdimos minuto y medio en la salida esperando a que el semáforo de boxes se pusiera en verde. Con solo eso ya estaríamos cuartos, y seguramente Tezuka habría podido rodar más rápido y cercano a la cabeza, por lo que el podio creo que hubiera sido posible, pero así son las carreras y esperamos que este fallo sirva para aprender de nuestros errores.

De momento no sé cuándo haré otra carrera, pero espero que no lleve mucho tiempo.

Comments are closed.