¿Qué es lo más barato para correr en Japón?

Esa es la primera pregunta que hice a Hideto, un piloto Japonés que trabaja en Excape Entertainment Group al poco de llegar a Japón. Me refiero a correr en turismos, no en karts. La respuesta me sorprendió porque esperaba algo más caro, pero bien es cierto que visto con lo que se corre y cómo son las carreras te surge la duda de si animarte o no.

Dicho sea de paso no me he traído nada del material para correr, salvo los guantes de karting y el sotocasco, así que en caso de querer correr me lo tendrían que enviar desde España. Como de momento no sé qué pasará en el futuro no voy a animarme a correr, pero me gustaría mostraros de qué se trata.

Pues lo más barato que me dijeron para correr es… tachán tachán… la Honda N-One Owner’s Cup. Seguramente no la conoceréis, y no me extraña. Para empezar se corre con un coche que no se vende en España, el Honda N-One. Se trata de un Kei Car con motor de 3 cilindros y 660cc (por ley no puede superar ese cubicaje si quiere ser un Kei Car), y con la increíble potencia de 63cv (que para moverse por ciudad de sobra). Y si crees que esto no puede ir a mejor… ¡usa un cambio CVT! La creme de la creme en cuanto a deportividad, aunque al menos pesa menos de 1000 Kg.

Pero claro está, hablamos del modelo de calle. ¿Qué modelo se usa para las carreras? Bueno, dentro de las opciones del coche de serie existe la opción de adquirir el modelo Tourer o Premium Tourer, versiones que ambas incluyen turbo. También tiene que ser el modelo de tracción delantera, ya que algunas versiones cuentan con tracción total (como te quedas eh).

Se corre con ruedas de calle del tamaño original (165/55 R15 o 155/65 R14) y al coche hay que instalarle todo lo relativo a la seguridad: barra antivuelco, extintores, enganches, backets, etc. Existe una lista de piezas admitidas y sólo se pueden montar esas. La potencia una vez preparado el coche ronda sobre los 100 cv por lo que me han dicho.

Además tenemos que el campeonato consta de 9 pruebas más una final durante los Honda Racing Days, cita en la que corren también los pilotos de Honda (en 2015 corrió Pedrosa, Márquez, Takuma Sato y Alonso, y quedaron así en la carrera). Bueno, ahora que ya sabéis cómo es el campeonato (y con los vídeos un poco cómo son las carreras), ¿cuánto creéis que cuesta?

Dejando al margen el obtener la licencia de piloto, que no pregunté el precio ni el procedimiento, alquilando el coche sale por carrera por unos 100.000 Yenes, unos 750-800€ por carrera (dependiendo del cambio de euros a yenes, y sin romper nada, claro). Viendo el formato y el precio, me recuerda bastante al CRT del Jarama, aunque quizá el CRT sea más interesante en cuanto al tipo de coches que se ven en la categoría ST, aunque eso sí, con bastantes menos inscritos que la N-One Owner’s Cup.

En general el coche no parece ser especialmente divertido. El cambio CVT facilita y aburre la conducción, y la poca potencia hace que te concentres sólo en la trazada y en llevar la mayor inercia posible, ya que acelerar acelerar… lo justo. Veremos qué pasa en el futuro, si puedo correr algo o no, o si puede ser esto u otra categoría similar (pero con cambio manual por favor, aunque lo de cambiar con la izquierda…).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.