Portimao, donde Chris Harris juntó a la “trinidad” y donde la E2P viajará próximamente

Hace poco la Escuela Española de Pilotos anunció un Track Day en el circuito de Portimao para el próximo 24 de Enero. Es una pena porque no estaré y no podré ir, pero el circuito tiene pintaza. Los que podáis os recomiendo que vayáis sin duda alguna, es una oportunidad como pocas para disfrutar del circuito con la mejor organización posible.

El caso es que es curioso que justo cuando te pones a buscar vídeos del circuito para ver cómo es y aprender trazadas saque Chris Harris un vídeo en Portimao con la llamada “trinidad”, que son ni más ni menos que el McLaren P1, el Ferrari LaFerrari y el Porsche 918 Spyder. Un gran vídeo de 52 minutos en el que pone a prueba los 3 hiperdeportivos en las condiciones más parecidas posibles.

No os voy a contar resultados sobre el vídeo porque no quiero destriparos nada, pero sí me gustaría comentar las diferencias en cuanto a conducción que se ven y que me llaman la atención. Por ejemplo el Porsche 918 Spyder, aún siendo el más pesado, el sistema de torque vectoring en el eje delantero le da una maniobrabilidad increíble para su peso, y encima prácticamente va sobre raíles. Podéis encontrar la vuelta en el Porsche a partir del 4:56.

El LaFerrari por ejemplo parece un caballo desbocado (mejor referencia imposible). Una bestia indomable que se mueve y te hace jugar tanto con el gas como con el morro, y tras verlo te quedas con una sensación de ser un coche muy muy exigente para sacarle el 100%, eso si, con una sonrisa de oreja a oreja. La vuelta la podéis ver a partir del 8:15.

Por su parte el McLaren P1 es una mezcla de ambos. Su “Race Mode” tira el coche al suelo y extiende el alerón móvil a tope, y eso se nota en las onboard en los pasos por curva rápida, además de en los baches y los movimientos más rápidos y directos. La vuelta que veis arriba es con unos Track Day tyres opcionales que tiene el P1, pero que no se usaron en el vídeo de la comparativa. La vuelta comparativa la podéis ver a partir del 11:32 del primer vídeo.

Y sobre el circuito qué decir. Parece una maravilla, muy divertido para coches gordos (el mío tiene pinta que se quedaría muy muy pequeño, con muchas curvas de fondo claro y sin mucho misterio), desniveles, baches, frenadas fuertes, cambios de apoyo y una recta bien larga. Envidia es lo que siento tanto por el vídeo de Chris Harris como por los que van al Track Day de la Escuela Española de Pilotos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.