Trofeo RACE de Navidad (II): Aflojando la mosca

Volvemos con esta serie de artículos para contar un poco lo que ha sido mi debut en competición. En la primera parte os conté un poco el trabajo que he hecho en los últimos años, así como qué cosas tener en cuenta a la hora de dar vuestros pasos hacia delante en el mundo de la competición. Por supuesto, todo lo anterior es mi opinión, y como tal puede estar equivocada o no valer para todos los casos.

Para esta segunda entrega vamos a centrarnos en todo lo que necesitas una vez ya has decidido dar el paso y competir en algo que no son karts, en una carrera que crees que no sólo te va a aportar algo a nivel de pilotaje sino también a nivel de imagen (recuerda, tienes poco dinero y hay que darle todo el uso posible al mismo).

Lo primero que necesitas es un vehículo, pero pensemos que eso ya está solucionado, que has hablado con un equipo y que vas a correr con ellos. De ese tema no hace falta preocuparse, ya que son ellos los que pondrán todo el material técnico y humano que se necesite (o contrates), por lo que vamos a centrarnos en lo que respecta a tu persona.

Lo primero que tenemos que pensar es, ¿qué licencia necesitamos sacarnos? Existen competiciones donde no hace falta licencia para correr, pero dado que no serán lo suficientemente “serias” para lo que queremos hacer (conseguir un buen resultado frente a rivales conocidos), obviaremos estos campeonatos para el artículo, aunque pueden estar bien para otros objetivos personales.

Depende de qué vayamos a correr podemos necesitar una licencia regional, una estatal o un permiso de participación. Lo normal es que con nuestro presupuesto de momento optemos por el permiso de participación, que no es más que una licencia que sólo vale para un meeting en concreto. Lo bueno del permiso de participación es que es más barato que las demás, permite participar en cualquier meeting nacional y además, si posteriormente quieres/puedes participar en una segunda carrera se descuenta el precio de esta licencia sobre el total de la regional/estatal.

Si por el contrario vamos a correr por ejemplo el Trofeo Race de Turismos, pues elegiremos la licencia Regional de la Federación Madrileña. Y si vamos a correr la CER, la Clio o cualquier otra de ese estilo pues toca la licencia Estatal. En mi caso fue el permiso de participación para el Trofeo Race de Navidad, con un coste de 135€.

Pero para obtener la licencia necesitas hacer unos papeleos previos. En el caso de las licencias de piloto necesitas un certificado médico, y dependiendo de tus achaques de la edad pues alguna que otra cosa. Además, si es la primera licencia que tramitas necesitas un electrocardiograma. El coste del certificado médico fue de 25€, y el electro pude hacermelo gratis por el seguro médico, pero puede que también os toque pagarlo.

Vale, tenemos el certificado médico y hemos pagado la licencia, ¡ya somos pilotos! Como dije, ser piloto es cuestión de pagar, no hace falta acreditar experiencia ni que tienes equipo con el que correr ni nada (para la internacional hace falta palmarés). Ya tenemos un paso dado. Además, si por lo que sea finálmente no podemos correr o vamos a cambiar de prueba, en la RFEDA no suelen poner problemas para devolver el importe o cambiarte la licencia. A mi me lo hicieron muy amablemente para cambiarla de correr Alcañiz al Jarama.

Una vez que tenemos la licencia necesitamos comprar toda la equipación para poder correr. Toda la ropa tiene que cumplir con la norma FIA-8856-2000, o lo que es lo mismo, ropa ignífuga. Todo, desde la ropa interior hasta el casco tiene que ser ignífugo. El material que necesitamos es: calcetines, pantalones interiores largos, camiseta interior de mangas largas, botas, guantes, mono, sotocasco (o balaclava), casco y HANS.

Los precios de todo este material pueden variar según el modelo que queramos de cada cosa, pero os pongo precios de productos populares, ni muy caros ni muy baratos. Siempre podéis comprar material usado, pero revisad la fecha de caducidad o si están dañadas. En cualquier caso, todo lo que os puedan dejar para correr, más si es vuestra primera carrera y no sabéis cuando volveréis a correr, mejor.

  • Calcetines: 20€
  • Pantalón interior: 70€
  • Camiseta interior: 90€
  • Sotocasco: 30€
  • Botas : 130€
  • Guantes: 90€
  • Mono: a partir de 300€
  • Casco: a partir de 600€ + Clips de HANS y montaje si no lleva instalados (90€)
  • HANS: a partir de 500€

Yo tuve suerte, el mono y el HANS me lo dejó la Escuela Española para la carrera, pero si voy a correr más veces al menos el mono me lo compraré. El casco, otro de los elementos que más caros son y que más duele comprar, pude adquirirlo en Japón cuando estuve viviendo allí, como ya os pude contar en el artículo que escribí. Sólo tuve que ponerle ir a que le instalaran los clips, algo que no costó mucho ya que venia con pre-instalación hecha de fábrica.

Bien, ya tenemos un bonito y caliente pijama interior para estar en casa, junto con un mono, botas, guantes, HANS y casco. Con todo lo anterior ya podríamos subirnos al coche y salir a pista (siempre tras la verificación previa de un comisario), pero antes habrá que ir hasta el circuito. Si es un circuito que nos pilla cerca de casa el gasto apenas lo notaremos. A mi ir al Jarama me suponen 10 minutos de coche, pero ir a Montmeló para una cita de la CER por ejemplo suponen 1.500 Km aprox, peajes, dos noches de hotel y comida, por lo que esos gastos también hay que tenerlos en cuenta cuando echéis cuentas.

De todas formas me he dejado una sorpresilla para el final, y con esto no pretendo ni asustaros ni quitaros la ilusión, pero sí quiero que tengáis una visión realista de lo que cuesta, para que entendáis y apoyéis a la gente que vale para ésto y no puede dar el paso. Bueno al tema que me desvío.

Al principio comentaba que ya teníamos un equipo con el que correr, ¿no? Además de haber pagado (ya sea por nuestro bolsillo o con ayuda de patrocinadores) lo que es la infraestructura para correr, creo que prácticamente todos (o puede que sea obligatorio y sean todos, no lo sé) los coches que podáis conducir y que no sean vuestros cuentan con un seguro con franquicia, y la franquicia pueden ser tranquilamente 6.000€. Eso quiere decir que cualquier cosa que le hagáis al coche habrá que pagarla (imagino que habrá ciertos casos donde no se os cobre, como por ejemplo por fallo mecánico cuando no es vuestra culpa). Es un posible gasto extra, tenedlo en cuenta.

Si además de ilusión por correr tenemos más medios podemos ofrecernos como escaparate muy rentable para las marcas. La relación de coste de marketing en relación a la difusión que podemos conseguir si tenemos herramientas adecuadas puede ser muy interesante para las empresas. Si podemos sintetizar las ventajas de los patrocinios, junto con los valores que aporta el mundo del motor y tu persona es posible conseguir apoyos económicos.

Éste ultimo caso es el más difícil de conseguir y lo menciono porque es importante conseguir apoyos, sean del tipo que sean, pero recibir ayuda (y darla cuando se necesite, que es más importante aun) es primordial. Eres lo que proyectas, lo que escribes, lo que demuestras y lo que puedes aportar.

Con este último consejo terminamos esta segunda parte, dejando para la siguiente parte el cómo preparar una carrera, algo muy importante para poder extraer el máximo siendo lo más eficiente posible.

3 pensamientos en “Trofeo RACE de Navidad (II): Aflojando la mosca

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Pingback: Trofeo RACE de Navidad (III): Preparando la carrera | Fajardo-Racing

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.