Tesla Supercharger, el futuro de los cargadores eléctricos ya está aquí

No voy a negar que Elon Musk me parece un genio, uno de esos pocos emprendedores que marcan la diferencia, puesto que ya lo dejé claro con este pequeño artículo que escribí sobre él. Tampoco voy a negar que me muero por conducir el Tesla Roadster o trastear con la megapantalla del Tesla Model S, por eso la noticia de hoy me parece relevante e interesante.

Todos sabemos que dos de los puntos débiles de los coches eléctricos son autonomía y velocidad de recarga. Del primero Tesla ha conseguido en cierta manera “solventar” o mejorar este problema en conducción normal (257Km la batería de 40 kWh, 370Km la de 60kWh y 483Km la de 85 kWh), siendo la autonomía del Model S igual a la de algunos utilitarios.

En este aspecto se puede decir que sus baterías no tienen comparación con ninguna otra marca de automóviles, pero también son más caras lógicamente. El caso es que han demostrado que se pueden comercializar, lo que a la larga será beneficioso para seguir aumentando autonomía y reduciendo el precio.

El segundo punto débil, el tiempo de recarga, tiene varias soluciones. Una de las que más me gusta es el sistema que ofrece Better Place. Cuando tu batería está agotándose o simplemente quieres recargar, pasas por un carril donde una máquina te cambia tu batería por una cargada y en óptimas condiciones. La operación no lleva más de 1 minuto.

Pero claro, no siempre nos puede interesar o podremos usar este sistema (sobre todo si no se extiende o no todos los fabricantes se ponen de acuerdo), y la recarga vía enchufe de red tiene que ser una alternativa realista y viable. Actualmente es realista, pero los tiempos de carga son bastante largos, lo cual no importa si podemos dejar el coche reposando por la noche, pero para viajes largos la cosa se complica.

Por eso la llegada de este Supercharger de Tesla, un proyecto que han llevado en secreto hasta ahora, da buenas sensaciones. Lo primero de todo es que tiene una potencia bastante alta, más de 90 kW, y se espera que aumente hasta los 120 kW en el futuro.

Con esta potencia será capaz de recargar el equivalente a conducir a unos 100 Km/h durante 3 horas en tan sólo media hora. Normalmente solemos parar en viajes largos cada 2-3 horas para estirar las piernas y comer algo, siendo normalmente el tiempo de descanso de más de 15 minutos.

Con el Tesla Model S y el sistema Supercharger podríamos realizar un viaje Madrid-Barcelona parando una vez a estirar las piernas y comer algo, lo que es muy habitual, consiguiendo así que la sensación de pérdida de autonomía y tiempos largos de recarga se mitigue bastante. Es cierto que no cubre todos los imprevistos (ir con prisa por ejemplo), pero es un grandísimo paso.

De momento sólo hay 6 estaciones Supercharger en EEUU, pudiendo viajar de Los Ángeles a San Francisco con total tranquilidad con tu Tesla. Su objetivo es instalar durante 2013 los suficientes puntos de recarga como para poder cruzar el país o viajar entre las principales ciudades del mismo. También llegará a Europa y Asia a partir de la segunda mitad de 2013 en menor medida.

Como punto adicional, toda esta energía se genera gracias a SolarCity, otra de las compañías de Elon Musk. Según lo que tienen calculado generará más energía al año que la que recargarán todos los Tesla, con lo que la generación de energía será positiva y se acabará aportando el excedente a la red eléctrica.

Poco a poco el sueño de un mundo más limpio de Elon Musk se va cumpliendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.