Peugeot 3008 Hybrid4, a prueba(I)

Volvemos tras el parón veraniego con las pruebas de coches, y esta vez contamos con el que tiene el honor de ser el primer híbrido diésel en comercializarse, el Peugeot 3008 Hybrid4. Resulta un modelo curioso como todos los nuevos crossover. Por un lado un familiar con forma de monovolumen, y por otro ciertas licencias offroad que luego poco usa la gente en realidad. Algunos lo llaman “aventura urbana”, yo lo llamo poca eficiencia, aunque tiene otras virtudes.

SONY DSC
SONY DSC
 

Pero quizá ahora las cosas cambien. Mi principal pega a estos vehículos es que se usan demasiado en ciudad, donde el consumo es mayor y las proporciones de estos vehículos no ayudan, pero Peugeot ha puesto una piedra más sobre el camino para ayudar a que sean coches más racionales. Vamos a ver por qué.

Un coche gasta más en ciudad que en carretera, y muchos vemos que al ser vehículos familiares los transportes son por ciudad muchas veces. También como vemos en las listas de ventas, la mayoría de modelos son diésel (que además ahora sus gases se han clasificado como cancerígenos), por lo que la marca francesa nos ofrece un modelo que cumple dos cosas: ser diésel y ayudar a reducir el consumo y las emisiones en ciudad.

¿Cómo lo hacen? Pues gracias a su sistema Hybrid4, que combina un motor diésel 2.0 de 163CV en el eje delantero junto con un motor eléctrico de 37CV en el eje trasero, ofreciendo en total 200CV (según las circunstancias). Lo bueno es que puede funcionar el diésel, el eléctrico o ambos a la vez, y aquí radica su ventaja. No voy a entrar mucho en detalle porque verémos cómo funciona en profundidad en la tercera parte, pero que sepáis que se puede circular sin gastar combustible.

SONY DSC
SONY DSC
 

Ahora veamos un poco la historia de este Peugeot 3008, ya que al fin y al cabo podemos considerar este Hybrid4 como una motorización más (con matices). Para empezar, es un modelo que se presentó en el año 2009 durante el salón de Ginebra, y que está basado en la plataforma del Peugeot 308. Como ya hemos comentado, su concepto crossover hace que pueda competir tanto con monovolúmenes como con SUVs.

Actualmente es uno de los dos modelos doble cero de la marca (3008 y 5008), aunque anteriormente se vendieron el 1007 y el 4007. Se trata de un vehículo de 5 puertas con motor delantero y tracción delantera, y que ofrece motorizaciones distitnas según el acabado.

SONY DSC
SONY DSC
 

Con acabado Access sólo se ofrece en gasolina el motor 1.6 VTi de 120CV asociado a una caja manual de 5 velocidades, y en diésel el 1.6 HDi de 110cv junto a una caja manual de 6 velocidades. En el siguiente acabado, el Active, ofrece dos motorizaciones diésel más. Una es el 1.6 e-HDi (con start&stop) junto a la caja automática de 6 velocidades, y el otro el 2.0 HDi de 150CV junto a una caja manual de 6 velocidades.

El tercer acabado, el Style, no añade nuevas motorizaciones con respecto al Active, pero el tope de gama, el Allure, cambia casi todos los motores. En gasolina ofrece el 1.6 THP tanto asociado a una caja manual como automática de 6 velocidades. En diésel añade una versión del 2.0 HDi con 160CV asociado a la caja automática de 6 velocidades.

Sin embargo, la versión que nos ocupa en la prueba se puso a la venta a primeros de este año, aunque el concepto Hybrid4 se lleva gestando desde 2008. Comprobaremos durante la prueba si la pérdida de espacio con respecto al Peugeot 3008 “normal” es muy notoria, así como si el sistema híbrido aporta menor consumo y otras cosas (como mayor comfort).

SONY DSC
SONY DSC
 

Ahora que conocemos mejor a nuestro compañero de viaje vamos a ver qué trae esta unidad de pruebas, así como su precio final. En el caso del Peugeot 3008 Hybrid4 se ofrecen dos acabados (ambos con la misma motorización, el 2.0 HDi + motor eléctrico), el denominado Hybrid4 99g (de CO2 por Km) y otro más completo llamado Hybrid4 a secas. El nuestro es el segundo, con un precio de partida de 36.000€ y buen equipamiento de serie.

A lo que ya trae de serie (llantas de 17″, climatizador bizona, retrovisores plegables eléctricamente, sistema de navegación, manos libres o HUD entre otros) hay que añadirle algunos extras. El principal y más caro es el pack con asientos de cuero, calefactados y regulación eléctrica. Exteriormente cambian un poco, pero el funcionamiento es igual que en el Peugeot 508 o el Peugeot RCZ.

SONY DSC
SONY DSC
 

A esto añadimos el color negro perla metalizado, techo (mega)panorámico de cristal, llantas de aleación “Exona” de 18″ + kit antipinchazos y compresor, alarma antirobo, detector de obstaculos delante y detrás y pack vídeo para los asientos traseros. En general de equipamiento está bastante bien, aunque echo en falta unos faros de xenon en los extras.

El precio total para esta unidad asciende a los 40.467€ sin contar descuentos que pudiera hacer el concesionario o promociones de la marca en ese momento. Es un precio ya alto y con bastantes competidores, por lo que vamos a ver en las siguientes partes si este modelo cubre las espectativas.

 
 
 
 
 
 
 
 
 

2 pensamientos en “Peugeot 3008 Hybrid4, a prueba(I)

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Pingback: Si Madrid restringe el tráfico, Car2Go te permite seguir moviéndote en coche por la ciudad | Fajardo-Racing

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.