Cambios en las velocidades y subida de impuestos, lo nuevo del gobierno y la DGT para el verano

Días convulsos para los conductores… El ministro de interior, Jorge Fernández Díaz, ha anunciado en cuestión de días tres importantes medidas que afectarán en mayor o menor medida a todos los habitantes de España. La primera de todas se trata de la reducción de la velocidad máxima en vías secundarias, tales como carreteras nacionales, de 100 a 90 Km/h.

SONY DSC
SONY DSC
 

Este cambio de normativa persigue reducir la siniestralidad en este tipo de vías, ya que son las que acumulan el mayor número de víctimas mortales. La siguiente medida, anunciada un día después, establecerá límites de velocidad variables en autopistas y autovías en función de las condiciones del tráfico y la metereología (y en base a lo que le salga y considere oportuno el que esté a cargo de cambiarlo). Estas dos nos afectan si somos conductores pero la siguiente nos afecta a todos, la subida de impuestos al combustible.

Esta subida obedece a una imposición desde la Comisión Europea, y que viene de lejos ya. Para más información acerca de la subida de 4.6 céntimos por litro para la gasolina y 5.3 céntimos para el diésel os recomiendo leer este artículo de Diariomotor. Solo añadiré que al final los que pagamos el pato somos los de siempre. Como desciende el consumo de carburantes porque la gente no tiene para usar el coche pues cobramos más a los pocos que quedan, que hay que seguir recaudando lo mismo y que las empresas no pierdan sus benefícios.

En fin… volvamos a los límites de velocidad, empezando por la rebaja en carreteras secundarias. En cierto sentido me parece bien no tanto la bajada en sí como el dejar un sólo límite. Tener un límite distinto según el ancho del arcén por ejemplo no es que sea confuso, pero es un poco raro. De esta forma no habrá posibles confusiones si un conductor viaja atento a la carretera y no a las señales, radares ocultos, marcador y demás.

SONY DSC
SONY DSC
 

Por otro lado me parece que la gallina de los huevos de oro de explotar las autopistas y autovías a base de radares y de decir que la velocidad es la culpable de todos los males se ha acabado. Es cierto que esa idea ya está enquistada en la mente de la gente, y se piensan que por ir por debajo del límite de velocidad ya están a salvo, y no es así.

Una curva limitada a 80 Km/h quizá se pueda tomar a 130 Km/h (lo que sería una imprudencia, pero no es el objeto de este ejemplo), pero eso no quita que haya gente que pueda tener accidentes a menos de la velocidad máxima por hacerlo mal, o no tenerlos incluso circulando más rápido de lo que se indica si lo hace bien. Con esto no quiero justificar el que se vaya más rápido, sino el que la velocidad en sí no causa el accidente, pero sí lo hace la manera en la que el conductor controla el vehículo.

KONICA MINOLTA DIGITAL CAMERA
KONICA MINOLTA DIGITAL CAMERA
 

Probablemente esta bajada del límite en vías de doble sentido ayude a reducir la siniestralidad (la gente irá por debajo de 90 acojonada), sobre todo si se apoya en la instalación de radares en los puntos negros, pero en vías como la M-40, limitadas a 100 Km/h y con hasta 5 carriles en algunos puntos y en mucho mejor estado que algunas autopistas, dudo mucho que vaya a tener un efecto significativo a nivel de siniestralidad (y sí a nivel de recaudación).

Aun así me parece que centrarse en las vías secundarias a la larga será beneficioso si no sólo se centra en la velocidad y en el acoso al conductor. La otra medida, velocidad máxima variable en autopistas y autovías me parece un poco de cachondeo viendo lo que se hizo en Cataluña. Al menos dicen que armonizarán los límites con Europa. ¿Estamos ante una subida del límite a 130 Km/h?

En Francia por ejemplo el límite es 130 Km/h, salvo si llueve que baja a 110 Km/h. No hay paneles luminosos especiales, hay paneles como los de las salidas de autopista de aquí con esa información, y es fácil saber cuando tienes un límite y cuando otro. Pero lo que se ve que quieren hacer aquí parece distinto.

Quieren instalar paneles luminosos para indicar esa velocidad variable, pero no está claro aún si la velocidad será totalmente variable o irá a unas velocidades fijas según en estado concreto de la vía. Estas informaciones vienen a través de una entrevista de televisión, por lo que no son “oficiales” pero es una mirada a lo que harán próximamente.

SONY DSC
SONY DSC
 

Este segundo caso me parece tirar el dinero en querer instalar paneles nuevos y jugar con unos límites de velocidad que seguramente en muchos casos sean absurdos u obvios. Si hay un atasco y ponen límite a 40 Km/h es de lógica que no voy a circular a mucho más (no puedo), pero algún despistado podría caer en un radar (siempre lo enfoco por el lado malo) sin darse cuenta.

También está que con una mayor velocidad haremos mayor gasto de combustible (lo que no creo que ocurra en la gran mayoría de conductores), por eso en FajardoRacing hemos preparado un par de pruebas de vehículos que os ayudarán a ser más eficientes y consumir menos combustible en vuestro día a día.

Para terminar, veo que esta segunda medida está un poco verde, y cuando se defina la podremos valorar más ampliamente, aunque por lo que se ha podido saber tiene más “peros” que “pros” en mi opinión, ya que dudo que los límites que se marquen sean justos y correctos. ¿Vosotros qué opináis?

Un pensamiento en “Cambios en las velocidades y subida de impuestos, lo nuevo del gobierno y la DGT para el verano

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.