Probamos el Peugeot 508 1.6 e-HDI de 112CV (IIII)

Llegamos a esta parte final de la prueba del Peugeot 508. Tras conocer algo más sobre su nacimiento, sus características técnicas, su suave exterior y su interior de calidad y la dinámica que ofrece, toca valorar el conjunto y exponerlo frente a sus principales rivales en una pequeña comparativa. Así pues vamos a ponernos manos a la obra.

SONY DSC
SONY DSC
 

Lo principal es, ¿a quién recomendaría este coche? Principalmente a parejas, o familias sin hijos o con hijos algo mayores, que quieran un producto de calidad y que no tengan “marquitis”. Es un coche que es tan válido como vehículo para transporte de personas como para trabajadores que necesiten dar buena imagen. A mi no me extrañaría ver a más de una persona joven (entre 30 y 40 años) en traje saliendo del coche, o a unos padres de familia mayores que ya viven sólos pero buscan comodidad y calidad en sus transportes.

Como hemos podido comprobar, exteriormente tiene un diseño cuidado y suave, con un frontal que para mi es lo mejor del coche en este sentido. Cuenta además con el extra de las luces de Xenon bi direccionales, uno de esos “obligatorios” para mi gusto. El maletero, aunque no se levanta tanto el parabrisas como el portón tiene una buena boca de carga, algo que creo no le penaliza mucho para la mayoría de usos. El acceso y salida del vehículo son correctos, algo normal debido a su tamaño y altura al suelo.

SONY DSC
SONY DSC
 

En el interior encontramos unos acabados muy cuidados junto a buenos materiales. Tiene detalles buenos, como el tacto en general que tiene todo, el aislamiento del exterior y del ruido del motor, o el ruido de todos los botones o los intermitentes. Pero también tiene puntos no tan bueno. El agarre que ofrecen las plazas traseras es demasiado poco en mi opinión, y tiene un buen ángulo muerto en el lado del piloto.

SONY DSC
SONY DSC
 

A nivel de dinámica hay que remarcar la suavidad de conducción que tiene en general, siempre y cuando no le exigas mucho. El cambio es demasiado lento, algo que perjudica en aceleraciones fuertes, pero perfecto para ciudad y aceleraciones suaves. También el apoyo lateral es demasiado blando, pero volvemos a lo mismo, el planteamiento del coche no es ir “fuerte” con él. A cambio obtienes un confort de rodadura muy bueno, algo importante para el transporte de personas o para los que quieren un medio de transporte cómodo.

Su consumo es moderado para su peso y potencia, sin que además el motor se sienta perezoso o le cueste acelerar. A veces echarás de menos algo más de potencia, pero es bastante equilibrado para la mayoría de las situaciones.

Rivales

Comencemos por uno que conocemos bien, el Volkswagen Passat TDI de 105CV. En este caso encontramos un coche que en cuanto a potencia, consumo y confort de rodadura anda parejo al Peugeot 508, y en parte a equipamiento. No así el acabado general del coche, el cual se sitúa por encima en cuanto a calidades y extras, con un precio mayor en consecuencia.

SONY DSC
SONY DSC
 

Tengo que decir que el Peugeot 508 me ha parecido un coche más serio y más de imagen que el Volkswagen, así que puede que a igualdad de acabados me decantase por el francés.

Otro rival es el BMW Serie 3, aunque más bien creo que sería el Serie 5, pero la diferencia de precio hace imposible la comparación. Aun así, el nuevo Serie 3 ha mejorado mucho los acabados y los extras, con unos motores muy buenos y un aliciente importante (al menos para mi), son tracción trasera.

Eso no quita que el precio sea bastante superior, en más de 5.000€ para estar en “igualdad” de condiciones a nivel de equipamiento. El Serie 3 me parece un coche con más empaque, además de ofrecer una serie de extras mucho mayor que la marca francesa, pero con un coste mucho mayor para, en muchos casos, servir igual de bien.

Otra opción interesante podría ser el nuevo Citröen DS5, pero hasta que no lo vea con mis propios ojos prefiero no compararlos, aunque la mayoría de la gente está encantada con el modelo nuevo.

Con todo esto os podéis hacer una idea de la calidad general del producto y valorarlo para una futura posible adquisición. A continuación os dejo los puntos que he visto mejores y peores de forma resumida:

A mejorar

  • Cambio automático demasiado lento
  • Posición de conducción cómoda pero perfecta
  • Pocos huecos en el habitáculo

A destacar

  • Gran calidad interior y extras
  • Confort de rodadura y bien aislado
  • Gran habitabilidad

En FajardoRacing: Peugeot 508 1.6 e-HDI de 112CV (I) | Probamos el Peugeot 508 1.6 e-HDI de 112CV (II) | Probamos el Peugeot 508 1.6 e-HDI de 112CV (III)

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Un pensamiento en “Probamos el Peugeot 508 1.6 e-HDI de 112CV (IIII)

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.