Cuando no sólo te dedicas a construir coches

Elon Musk, co-fundador de Tesla Motors, es uno de esos hombres que digamos marcan un antes y un después con las acciones que van tomando durante su vida. Quizá muchos no sepáis quién es, pero desde luego os van a sonar un par de las cosas que os voy a contar de este hombre. Tampoco voy a escribir su biografía aquí, sino sólo comentar un poco sobre este hombre porque me ha parecido interesante. Nació en 1971 en Sudafrica y vivió allí hasta los 18 años, momento en el que se mudó a Canadá con la familia de su madre, buscando poder estudiar en la universidad en Estados Unidos.

Pero ya con 10 años aprendió a programar por su cuenta e incluso creó un videojuego, dando ya pistas del gran potencial que tenía, todo ello sin tener mucho dinero su familia.En 1992 entró con una beca en la universidad de Pennsylvania para estudiar dos carreras: administración y dirección de empresas y ciencias físicas. En 1995 ya había terminado ambas carreras, aunque creo que allí son más parecidas a Bolonia que a nuestro sistema antiguo. Aun así un gran esfuerzo, que siguió con la entrada en un postgrado de física para la creación de ultracapacitadores para baterías y que dejó nada más empezar. ¿Porqué? Porque estaba destinado a ser una de las 100 personas más influyentes de la última década. Esta es a grandes rasgos su historia.

El motivo fue porque decidió fundar su propia empresa (Zip2) junto a su hermano, en la que crearon un software de distribución de noticias para la prensa. 4 años más tarde el buscador Altavista compraba Zip2 por 341 millones de dólares. Era el comienzo del resto de su historia. Con dinero en el bolsillo, su inteligencia y sus ideas ha conseguido en 13 años muchos avances, teniendo en cuenta que empezó con una mano delante y otra detrás, lo que nos debería servir de ejemplo a todos para lanzarnos a conquistar nuestros sueños.

Tras vender por ese pastizal la empresa Zip2 mucha gente se acomodaría y buscaría una vida fácil, pero como ha pasado siempre con las grandes mentes, sus inquietudes no les dejan hacer eso, por lo que volvió a fundar una empresa ese mismo año llamada X.com. Suena un poco porno, pero si os digo que tras sólo un año y fusionándose con Confinity pasó a llamarse Paypal seguro que ya no pensáis lo mismo. Y es que, quien más y quien menos de los que usamos Internet conocemos Paypal (y yo lo uso casi siempre para pagar por Internet).

Con tan sólo 3 años de existencia, Paypal valía 1.500 millones de dólares para Ebay (cantidad que pagó por su compra), y Elon, como accionista mayoritario obtuvo una gran parte del pastel. Con gran cantidad de dinero en el banco se empezó a dedicar a lo que realmente quería (aunque lo anterior también, no nos vayamos a engañar). En 2002 fundó SpaceX, una empresa privada con la iniciativa de crear  naves espaciales y mejorar los sistemas de propulsión actuales, lanzándose a una aventura espacial sin precedentes (y a la que sólo, y en parte, hace competencia Virgin Galactic).

Un año más tarde ayudó a fundar Tesla Motors, ya que recordemos que el postgrado que quería estudiar en física aplicada era referido a los sistemas ultracapacitores, buscando una aplicación práctica enfocada a los coches eléctricos. Poco os tengo que contar sobre Tesla Motors, ya que creo que muchos de los presentes querríamos un Tesla Roadster para uso y disfrute diario. Pues bien, uno de los diseñadores fue, como no, Elon Musk. Su visión de futuro ha hecho que el Tesla Roadster se pueda considerar el primer vehículo eléctrico viable fabricado “en masa”.

Actualmente van a sacar dos modelos más al mercado, el Tesla Model S (berlina familiar) y el Tesla Model X (un SUV), todos ellos 100% eléctricos y con una autonomía superior a cualquier otro modelo del mercado (también su precio pero no son productos comparables). Por supuesto los inicios de la marca no fueron buenos a nivel económico, pero la filantropía de Elon, que puso prácticamente todo el dinero los primeros años (y los siguientes una buena cantidad también), ha conseguido que la marca siga viva y siga en desarrollo de nuevos modelos y soluciones energéticas.

Pero volviendo a SpaceX, es la primera empresa privada que ha conseguido desarrollar un cohete lanzador y una cápsula capaz de salir al espacio y hacer una reentrada (mientras que la Virgin Galactic usa otro método para salir a baja órbita nada más). Han conseguido con su Falcon 9 algo que sólo grandes países tenían en su mano, viajar al espacio. Ahora darán un nuevo paso, y lanzarán una versión mejorada tanto de su Falcon 9 como de la cápsula Dragon, con el objetivo de atracar en la Estación Espacial Internacional, todo un hito tecnológico y de la historia.

Además de todo esto, Elon se dedica a donar dinero para instituciones científicas y otras ideas para energías renovables, así como equipos de emergencia para situaciones catastróficas y demás. Como ejemplo, el director John Favreau, se inspiró en él para crear la personalidad de Tony Stark en Ironman. Como he dicho antes, debería ser un ejemplo para todos nosotros de esfuerzo y valentía, para poder dar ese paso y arriesgarnos a hacer todo lo que queremos en la vida.

Más información: Wikipedia | Twitter oficial Elon Musk | Twitter oficial SpaceX | Twitter oficial Tesla Motors
En FajardoRacing: Presentación del Gran Turismo 5 en Madrid | Volkswagen e-Bugster, el Bettle convertido en speedster 100% eléctrico 

2 pensamientos en “Cuando no sólo te dedicas a construir coches

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Pingback: Los Supercharger de Tesla por fin llegarán a España en 2014 y 2015 | Fajardo-Racing

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.