Probamos el Peugeot 508 1.6 e-HDI de 112CV (I)

Hoy tenemos la ocasión de poder probar un modelo destinado a cubrir el espacio que dos versiones anteriores han dejado libres. El Peugeot 508 se plantea, salvo por la venta todavía del 407, como su berlina de representación, y eso se nota en muchos de los detalles que veremos más adelante.

SONY DSC
SONY DSC
 

De momento, como siempre haremos en las pruebas, vamos a comentar la historia del coche y el posicionamiento que tiene en el mercado, y de esta forma poder encuadrarle mejor y poder valorarlo dentro de su categoría y sus expectativas. Para empezar, nuestra unidad de pruebas es en acabado Allure, el segundo mejor acabado de la gama, con el motor 1.6 e-HDI de 112CV y caja de cambios pilotada secuencial de 6 velocidades. Suena interesante, y descubriréis en la segunda parte todo lo que tiene que ofrecer su interior de calidad, pero vayamos a la parte de historia.

Estamos frente a un modelo “nuevo”, y digo “nuevo” porque en parte ya hemos visto al coche. Comparte plataforma y motores con el Citröen C5, pero ofrece un interior, exterior y unas opciones que lo convierten en una oferta muy interesante frente al C5 y frente a otros modelos, algo que veremos durante toda la prueba y analizaremos a fondo en la cuarta parte.

La primera vez que tuvimos noticias de este modelo fue del concept “5 by Peugeot” durante el salón de Ginebra de 2010, empezando a venderse durante el 2011 en España con la denominación y forma actual. Sustituye tanto al Peugeot 607 como al Peugeot 407. El primero ya no se vende (y no hay modelo sucesor a la vista), mientras que el segundo aun está disponible y el cual me sigue pareciendo interesante.

SONY DSC
SONY DSC
 

Cuando se presentó el concept incorporaba el sistema Hybrid4, que combina un motor diésel para el eje delantero junto a un eléctrico en el trasero, dotándolo temporalmente de tracción total. Actualmente no está disponible esta motorización, pero a lo largo de 2012 se empezará a ofrecer esta opción. De momento está el Peugeot 508 RXH que sí cuenta con esta motorización híbrida diésel.

Está disponible en cuatro acabados: Access, Active, Allure y GT, y combina con un motor gasolina y dos diésel: 1.6 THP de 156CV, 1.6 HDI de 112CV y 2.0 HDI de 140CV y 163CV. Además se puede elegir entre dos cajas de cambio, manual o automática de 6 velocidades, salvo en el motor que probamos en este modelo, en el que sólo trae caja secuencial.

Ahora hablando del acabado Allure, la cantidad de equipamiento de serie es interesante de por sí. Tenemos sensor de lluvia y luminosidad, así como retrovisor central eléctrico, algo que me encanta ya que mucha gente lleva mal regladas las luces y molestan mucho. Los retrovisores son plegables eléctricamente y calefactados, integrando un led que nos da una pequeña luz de cortesía al abrir la puerta.

SONY DSC
SONY DSC
 

Cuenta también con control de crucero con limitador de velocidad, freno de mano mediante un botón, sensor de aparcamiento trasero, 6 airbags, ESP, sistema de arranque sin llave, 6 airbags inteligentes (sólo saltan si detectan ocupantes en el momento de la colisión), climatizador bi-zona, llantas de aleación de 17″, navegador integrado con toma USB y audio externo, y volante en cuero regulable en altura y profundidad con botones multifución.

Como se puede ver, un equipamiento muy completo de serie, pero además nuestra unidad monta cosas bastante interesantes, como faros de xenon y led con control de iluminación en curva, que enfoca los faros hacia la curva en vez de hacia delante, y así tener una mejor visibilidad de lo que viene.

SONY DSC
SONY DSC
 

Otro extra son los asientos en cuero calefactados, muy cómodos y con ajustes eléctricos tanto el piloto como el copiloto, y con un ajuste en la banqueta para poder extender el apoyo de los muslos. El climatizador bi-zona se convierte en cuatri-zona, dos zonas para la parte delantera y dos para la parte trasera. A todo esto hay que añadir sensor de proximidad delantero y sistema de audio HIFI de la marca JBL.

Con todos estos extras el coche cuesta unos 32.000€ (euro arriba euro abajo),  y tanto por acabados, funcionalidad, tamaño y precio se sitúa dentro de las berlinas premium, aunque no todas las versiones se posicionan igual, por lo que abarca un gran mercado. Esta es la carta de presentación del Peugeot 508, una berlina que promete mucho y de la que descubriremos más en la siguiente parte de la prueba.

En FajardoRacing: Probamos el Peugeot 508 1.6 e-HDI de 112CV (II) | Probamos el Peugeot 508 1.6 e-HDI de 112CV (III) | ¿Quieres probar un Peugeot iOn? Europcar te lo alquila

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

4 pensamientos en “Probamos el Peugeot 508 1.6 e-HDI de 112CV (I)

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Pingback: Probamos el Peugeot 508 1.6 e-HDI de 112CV (II) | Fajardo-Racing

  3. Pingback: Probamos el Peugeot 508 1.6 e-HDI de 112CV (III) | Fajardo-Racing

  4. Pingback: Probamos el Peugeot 508 1.6 e-HDI de 112CV (IIII) | Fajardo-Racing

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.