Otro circuito con historia, Donington Park

El circuito que os voy a contar hoy es otro de esos circuitos con algo especial. A mi personalmente me encanta, y tuve la suerte de poder visitarlo hace un par de años. Se trata de Donington Park, situado en East midlands (al ladito del aeropuerto).

El acceso se puede realizar dando un pequeño rodeo al circuito, por unos caminos anchos pero descuidados, mezclando terrenos de gravilla o incluso algunas partes con tierra (que tanto les habrá gustado a algunos en dias de lluvia), y también directamente desde la carretera por una zona bien cuidada, pasando unas barreras y pudiendo aparcar tranquilamente en su parking al aire libre.

Ya una vez dentro aparcamos al final del paddock (lo que sería la entrada al pit lane desde el circuito. Es curioso ver como el paddock al tener forma de triángulo se va estrechando a medida que llegamos al final. Cuando llegamos estaba lleno de camiones de equipos, ya que era viernes y ese fin de semana había una carrera. Daba cierta sensación de poco espacio.  Aparcamos en el box donde Stuart tenía a su equipo esperandole, y nos fuimos con otro amigo, Richard Costello, que trabaja en Donington Park como monitor, ha hecho la página web (ya que en sus tiempos jóvenes era programador informático) y es guia del museo del circuito.

Richard nos dio una vuelta por varios de los entresijos del circuito. Nos enseñó la torre de control y nos presentó al director del circuito y diversas personas que allí estaban (director de seguridad, etc). Después de conseguir el permiso del director del circuito, Richard nos dió una vuelta en su pequeño A2 al circuito, mientras nos comentaba algunas cosas sobre él (como la reciente remodelación de los boxes). Aquí os dejo el video:

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=avtvgwBlc98]

Después de esta vuelta tranquila alrededor del circuito estuvimos paseando un poco por los boxes y por la recta. Subimos al podio y poco más, ya que eran las 9 de la mañana y ya habían empezado los primeros entrenamientos libres.

Así pues, Richard nos llevó al museo. No abre hasta las 10 de la mañana, pero como él es guía, entramos tranquilamente. Nos estuvo explicando un monton de cosas sobre la gran mayoria de coches allí exhibidos (más de 400), muchos de ellos de gran valor. Ibamos de sala en sala abriendo las puertas de la siguiente, y disfrutando de toda la historia que allí había.

La cantidad de coches y la información que se puede obtener de ese museo es gigantesca, y si visitais el circuito os recomiendo que entreis y los admireis. Nosotros estuvimos casi una hora en el museo, viendo sala tras sala sin volver hacia atrás, para que os hagais una idea del tamaño que tiene.

Y al acabar la visita poco más pudimos hacer. Volvimos con Stuart para ver que tal le había ido la sesión y al poco nos tuvimos que volver a Londres, ya que teniamos que coger un vuelo de vuelta a Madrid después de haber estado 1º en las 24h de Spa y más tarde unos dias con Stuart disfrutando de unas vacaciones tranquilas.

Si quereis disfrutar de más fotografías visitad la galería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.